Oh, Jesús, Pan Vivo bajado del Cielo,

¡Cuán inmensa es tu bondad!

Para sostener nuestra fe

en la Presencia Real de tu Cuerpo y de tu Sangre;

de tu Alma y Divinidad

en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía,

te dignaste cambiar totalmente, con un Milagro inaudito,

las especies consagradas del Pan

¡En Carne y en Sangre!


Aumenta cada día nuestra fe en ti, Señor,

presente en el Santísimo Sacramento.

Haz que, ardiendo de amor por ti,

vengamos a buscar, solo a tus pies:

la fortaleza en los peligros, en las necesidades

y en las angustias.

Oh, divino prisionero de nuestros Tabernáculos,

Oh, inagotable Fuente de toda gracia:

Excita en nostros el hambre y la sed

del Alimento Eucarístico a fin de que,

según tu Palabra, gustando este Pan Celeste,

podamos disfrutar la verdadera vida

ahora y siempre.

-AMÉN-

 

PLEGARIA A LA SANTÍSIMA HOSTIA

El Cuerpo y la Sangre de

Nuestro Señor Jesucristo

guarden mi Alma para la Vida Eterna.

Amén.

Novenario a la
Santísima Hostia 
Sangrante http://sagradahostia.org/PDF/novena_sagrada_hostia.pdf
DEVOCIONES VARIAS
(Se actualizará conforme al Calendario Litúrgico)../Devociones_Catolicas/Devociones/Devociones.html

La Santísima Hostia,

tal como la vieron los emisarios del

Arzobispado Mexicano en 1978

(Arzobispo Ernesto Corripio Ahumada R.I.P.)